#SDPReview: “Ritual Parte 1” de Kinmakirú: Arriesgando con seguridad.

Reseña escrita por Andrés Cuneo de Soul Robots.

Kinmakirú es un proyecto que tiene estirpe. Nace de las cenizas de Pejesapo, una agrupación de carácter experimental en la que el paisaje sonoro recuerda a Frank Zappa y The Mars Volta sin muchas dudas, aunque siempre el trasfondo de la banda chilena fue la canción más que la pirotecnia.

En esta primera entrega, el proyecto autodenominado “post rock raíz” e integrado por los hermanos Rodrigo y Osvaldo Torres (voces y guitarras), Jetro Vesper (voces y bajo) y Josefina Lund (batería) depura toda su experiencia llevándola a un nuevo territorio sónico, teatral en todos los aspectos (incluso en el visual), cuidadoso y arriesgado. Se trata, sin embargo, de un riesgo que se corre inteligentemente, ahí donde las fortalezas de la banda son más notorias.

Con Ritual Parte 1 (¿habrá una Parte 2?), Kinmakirú hace además una declaración poco habitual en una escena caracterizada por la sobreproducción. Edita esta obra en formato “en vivo”. El sonido es de calidad, pero no se aprecian detalles excesivos gracias a la infinita disponibilidad de pistas, sino más bien los que sus propias manos y voces son capaces de construir al momento de interpretar. Así, muy probablemente, debió sonar en la reciente presentación del trabajo en Sala Master de Radio Universidad de Chile.

Las dos primeras canciones, “Llamado” e “Incontra”, se construyen en base a un mantra vocal que va evolucionando, primero con una construcción oscura en base a un arreglo complejo y en la que simultáneamente se superponen armonías y disonancias, brindando un resultado distinto al habitual que se obtiene mediante la superposición de voces.

“Sincro” es el tema siguiente, con un aire siempre acústico, como es la tónica en toda la producción. Aquí el formato es más “tradicional” y de sonoridad más pop, matizada con contrapuntos rock. Los arreglos vocales siguen presentes (marca registrada de la casa), pero ya se distingue la intervención del cantante Jetro.

El trabajo continúa con “Imbra”, protagonizada también por la voz de Jetro Vesper. En esta canción las guitarras acústicas están acompañadas por la flauta traversa de Osvaldo y otros matices que diversifican la forma tradicional de la interpretación acústica.

El tono tribal aparece nuevamente en la breve Tótem, que parece influida a un mismo tiempo del folklore y tópicos étnicos. Esta breve detención da paso a “Despertar”, cerrando el trabajo, construida sobre algunos elementos progresivos y de jazz fusión. Hay atonalidades y momentos que recuerdan a la Nueva Canción Chilena, una referencia que es importante poner de relieve.

Es muy común que las bandas sientan que cierran un capítulo al terminar un disco. Sin embargo, con este trabajo, Kinmakirú en realidad abre un camino y sólo queda preguntarse ¿qué otros destinos se atreverán a explorar en el futuro?
Puedes escuchar este trabajo aquí.

  
¿Quieres que publiquemos tus reviews y/o columnas de opinión? Escríbenos a tiodiego@sonidosdelpais.cl con el asunto “Review / Nombre del artista” u “Opinión / Título de la columna”. Para lo primero, debes incluir en el mensaje una BREVE biografía del artista, link del disco y de RR.SS., y un par de fotos sin marcas ni sellos (entre ellas, la carátula del disco). Para lo segundo, incluye el link de tu red social más utilizada y una imagen en relación a lo que quieres compartir. Nos reservamos el derecho de publicar los textos que nos envíen, dependiendo de la pertinencia de los mismos.


Este espacio corresponde a entes externos a Sonidos del País, por ende no representan necesariamente la posición de este sitio.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *