#SDPEnVivo: Rodrigo Vega y su concierto “Uno a Uno”.

Nuestro colaborador Edu Diaz asisitió al show celebrado el 24 de julio en el Teatro Las Tablas, y aquí nos dejó sus impresiones.

Rodrigo Vega, cantautor pop chileno, acaba de cumplir diez años de carrera en la escena local. Y para celebrarlo, armó este concierto llamado “Uno a uno” (nombre de una de las canciones de su último EP “Movernos Bien”) dónde invitó a sus amigos a participar junto a él sobre el escenario del Teatro Las Tablas, en pleno Barrio Bellavista.
Rodrigo, y su perspicaz banda denominada “Los rubicons”, sonaron con un alta y sincronizada energía. El cantautor transmite desde su ingreso simpatía y calma mientras sujeta su guitarra.

Viste estilosos pantalones negros y apitillados. Un original polerón de plush, color verde musgo. Se asoma ligeramente una camiseta blanca bajo el brillante polerón. Mantiene un aspecto sencillo, pero no así despreocupado.

Este cantautor, que hasta el momento ha mantenido un trabajo continuo en estos diez años, y una carrera discreta, irrumpió una noche de martes, en plena semana de vacaciones, con este show de doce canciones sensibles, cálidas y optimistas.

Entre sus invitados, estuvo José Antonio Mena (de la banda Como talar un alerce), Macarena Carreño de Tré, y el solista Diego Peralta. Todos ellos, cantando canciones de Rodrigo, que disfrutaron las casi cien personas que asistieron al evento.

Observando al público, entre celulares grabando, y gente coreando, percibo cierta añoranza.
El show mantiene claramente una estética kitch. Tal vez por eso percibo esa sensación entre los asistentes. Vemos los cubos de rubik que rodean el escenario con distintas formas y colores remontándonos a los años ochenta.
Una pequeña pantalla al costado del cantante, visualizaba diferentes videojuegos de antaño, cómo el tetris o clásicos juegos de futbol. Las canciones de Rodrigo mantienen esa melancolía típica del pop en los años ochenta. Que quedan claramente expuestas con bandas cómo Mecano o Fito Páez. Son esas canciones que nos obligan a sentir. 

  

“Uno a Uno”, canción que dio el nombre a este concierto. Es sin duda, la canción más nostálgica y nos hace pensar en clásicas por baladas italianas. “Caer de pie”, el single actual, es claramente un hit radial. Ya muchos lo hemos escuchado entrando a un negocio, o en el supermercado. Y tiene razón de ser. La canción es pegajosa y relajada.

Precisamente es con este single que cerró el concierto. Nos dejó como espectadores con esa sensación dulce, distendida. Dónde la nostalgia de la que hablo, es agradable de sentir. Las emociones afloran sin dejar de provocar una sonrisa en el rostro.

Todavía podemos decir “Rodrigo Vega es un artista emergente”.
A pesar de la cantidad de años que lleva de carrera, el EP lanzado el año 2017, y los dos discos publicados anteriormente (Acto Reflejo y Circular) nos queda mucho por escuchar, y público por conquistar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *